EL PARAÍSO AL FINAL

“Ruidos de tabernas, lodo en las aceras,

plátanos viejos deshojándose en el aire oscuro,

el ómnibus, huracán de chatarra y barro,

desequilibrado sobre cuatro ruedas chirría,

con guiños verdes y azules y pasa muy despacio,

hay obreros camino de la tasca mientras fuman

en pipas cortas desafiando a los policías,

hay techos chorreantes, paredes que rezuman,

resbaladizo el suelo y hoyos en la calzada, arroyos fuera

de las alcantarillas, es mi camino, con el paraíso al final.”

Paul Verlaine—( de “La buena canción “ (1870) – (traducción de J. l. Guereña)

(Imagen— foto Charles Rex Arbogast – The New York times/ 2- Katie Griesar)