LA NACIÓN, A MEDIA TARDE

“Cuando las naciones – dijo Oliveira -, después de una lenta y larga elaboración alcanzan el momento culminante, en que todas las fuerzas del organismo colectivo se hallan equilibradas y todos los hombres compenetrados por un pensamiento, a lo  que puede y debe llamarse alma nacional – ya que el mismo carácter tiene lo que en los individuos llamamos alma -, entonces es cuando se produce un fenómeno que llamaremos también síntesis de energía colectiva. La nación se revela como un ser, no ya mecánico, como el de las primeras agregaciones; no ya biológico, como en las épocas de organización más compleja y adelantada, sino como humano, esto es, además de vivo, animado por una idea”.

Luego la nación después de hablar se retiró, el atardecer fue invadiendo la estancia y alguien de Palacio, a una mirada de la Reina, fue a cerrar la ventana.

(Imagen: La reina Isabel.-foto: Annie Leibovitz.- Contac press/NB.pictures.-news.bbc.co.uk)