EL CISNE

Esa fatiga por un grave hacer

aún no hecho, y cual entrega maniatada,

tal el paso no creado del cisne.

Y el morir, ése no más asimiento

del fondo sobre el que a diario estamos,

para aposentarse con timidez

en las aguas que suaves le reciben,

y, de su transitoriedad dichosas,

se retiran bajo él onda tras onda;

mientras seguro y con calma infinita,

cada vez más emancipado y regio

boga con serena tranquilidad.

Rainer María Rilke- (1905- 1906) ( traducción de Jaime Ferreiro Alemparte))

( Imagen- wikipedia)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.