2009

chagall-z-times-is-a-river-without-banks

¡Dios mío, si tuviésemos la opción

de leer en el libro del destino,

y ver del tiempo las revoluciones

allanando montañas y fundiendo

los continentes en el mar, cansados

de sólidas firmezas; y otras veces

ver el costero cinturón oceánico

holgado en las caderas de Neptuno;

ver cómo la ocasión se burla y cómo

llena el cambio la copa de Mudanza

con diversos licores!

Shakespeare: “Enrique lV, acto tercero, escena primera.

(Imagen: Marc Chagall: “El tiempo es un río sin orillas“)

MIS LECTORES FAVORITOS

sciaacia-4-zamit

Ahora que acaba el año y se están confeccionando listas de escritores y de obras favoritas que resuman estos doce meses – de novela, de poesía o de ensayo – quizá sería interesante elaborar una lista de los lectores favoritos que cada escritor tiene, misteriosa lista de aquellos que nos siguen a quienes escribimos o de aquellos que van detrás de quienes escriben. Realmente sería sorprendente y en cierto modo aleccionador, si ello pudiera hacerse.

Leo estos días una excelente investigación sobre las novelas del escritor siciliano Leonardo Sciascia, investigación que debe defenderse próximamente en una Universidad, y me encuentro allí con la referencia a este punto del seguimiento de los lectores, esa estela, tantas veces desconocida para el autor, de gentes que le siguen en la distancia o en la cercanía, gentes lectoras que pasan las páginas silenciosamente desde lugares insólitos, ojos que nos leen en el viejo papel o en la nueva pantalla, buscadores de viejos capítulos o de antiguos post.lecturas-a “Escoger a sus lectores – decía el autor de “El caballero y la muerte” -, escogerlos como si en sus páginas se hallaran los “test” para una ardua, rigurosa, exclusiva selección (…) Montaigne – como justamente dice Auerbachlos ha creado. No existían, antes de los ensayos, un tipo de lector al cual los ensayos pudieran destinarse; así como antes de Stendhal no existía de hecho el lector stendhaliano“. Entonces, habría que preguntarse en el caso de Internet: ¿se ha creado un nuevo tipo de lectores?  Un día se estudiará  a fondo este aspecto y se sacarán necesarias conclusiones. ¿Somos capaces, por otro lado, de escoger a nuestros propios lectores?  Sin duda los escogemos  desde la escritura, los escogemos destilando desde  las venas de líneas y  pensamientos una corriente de observación o de estilo que para algunos puede estar imantada y para otros carecer de la más mínima electricidad. En todo caso – en papel o en pantalla -una columna anónima de lectores sigue la marcha del escritor. Va tras él y acaso el escritor no la conocerá nunca. Pertenecen al mapa de los favoritos silenciosos, un universo que se contrae o se dilata según un misterioso ritmo del corazón.sciscia-3-el-caballero-y-la-muerte-zamit

(Imágenes: Leonardo Sciascia.-zam.it/ cubierta de la edición italiana de “El caballero y la muerte”.-zam.it)

MUJER CON MANO EN LA MEJILLA

barjolajo-e-soitues1

 

Vivía la mujer de la mano en la mejilla en una casa de Carabanchel. Sentada dentro del caballete, podía notar cuándo subiais las escaleras de su estudio. Tenía todo el cuerpo gris y azul, remansado un instante, a punto de dispararse en violencias. Apoyada con un codo en la mesa, su mejilla dormida en la palma de la mano, cara y nariz aparecían quebradas, proyectándose en ángulo. Tendría aquel cuarto tres metros por dos y medio. Habitaban allí veinte criaturas. El padre iba y venía entre los cuadros como entre decorados; igual que por los bastidores de un teatro. De abajo no llegaba voz alguna, ningún ruido. Entonces podía verse a aquellas criaturas adquirir movimiento y tomar color: ciertos ojos y bocas se concretaban marcando más la expresión. Otras bocas y ojos iban, en cambio, desdibujándose hasta quedar deshechos. Las figuras se distorsionaban, se atormentaban como en largo lamento. Cada mano sin terminar aplastaba los dedos recién nacidos, mientras gritos de rojos y de verdes denunciaban, en el estudio en sombras, revelación de formas aún más intencionadas mezcladas con mayores misterios.

Bien pronto aquello se desvanecía. La tarde caía sobre la mesa. Era el anochecer y ya no quedaban huellas de trabajo, salvo el rastro de siembra de los tubos de pasta en la madera. El padre de las criaturas se sentaba ante mí y charlábamos. Con frecuencia me preguntaba si yo estaba cómodo, y cuando le respondía afirmativamente, él comentaba que aquel cuarta era estrecho, pero tenía sabor. Un día agregó: Camargo a veces venía aquí y me lo decía; le gustaba este estudio. El tiempo pasaba y hablábamos de mil cosas. Yo seguía sentado en medio de veinte criaturas y observaba a aquel hombre del paciente mirar donde sólo el rigor se alternaba, de cuando en cuando, con sobria mansedumbre. Alguna vez se levantaba: era para apoyar sus cuadros cuidadosamente contra la puerta. En ocasiones, de espaldas a mí, contemplaba a través de una ventana el pequeño jardín oscurecido. Un día le pregunté si pensaba en su infancia; me contestó que en su pueblo natal, por Badajoz, en Torre de Miguel Sesmero, dibujaba mulos y mozos de labranza, todo lo que veía en el campo. Aquellos dibujos eran ya surrealistas y expresivos. Naturalmente, eran inocentes, pero expresionismo y surrealismo, añadía, formaban las constantes de su obra, dos constantes muchas veces subterráneas, soterradas. Me explicaba cómo había pasado por el cubismo y la abstracción hasta volver a la raíz de su creación. Confesaba que soñaba los cuadros: los llevaba pensados. Había cuadros que salían con rapidez, acaso en dos sesiones; otros, en cambio , tardaban cuatro, cinco, seis días, e incluso muchos más. Iba directamente al lienzo, decía, y procuraba huir de los “hallazgos” y las “casualidades” durante la elaboración; no le gustaba aprovecharse de una pincelada que pudiera salir graciosa de repente sin estar pensada. Me agrada de antemano ser concreto y consciente, comentóbarjola-d-toro-seigrafia-galeria-antonio-machon.

Marchábamos algunas tardes, el pintor y yo por Madrid hacia los descampados lívidos. Amaba, me iba confiando, pasear por las periferias: le atraían insospechadas callejas. Dábamos vuelta al cementerio de San Isidro. Desde las soledades se iba desnudando la ciudad. Yo miraba al pintor y él contemplaba vergüenzas y virtudes, el modo de convivir de la alegría con la miseria. Una de esas tardes le pregunté qué tipo de pintura le interesaba en aquel tiempo. El respondió que una pintura con cierta carga social. Evocando sus cuadros, quise saber la razón de su sátira. Llego a la conclusión, me dijo, de que la humanidad tiene grandes defectos. Y como yo le escuchara en silencio, declaró: “A mí me gusta sacar esos defectos, me interesa el fondo más que la forma; no creo que un pintor sea profundo, por muy bellas que sean sus formas, si su arte no tiene un mundo lleno de contenido. Por eso precisamente, por ser profundo el fondo y no la forma -añadió- Goya adquiere cada día más vigencia: si nos fijamos en sus aguafuertes y en sus dibujos, vemos cómo son concretísimos: en ellos está lo dramático y lo social.”barjola-c-sin-titulo-19641

Caminamos conforme el día se acababa. Fue mientras me hablaba de cómo su pintura posiblemente tenía de Velázquez cierto mundo enigmático; fue mientras me decía que acaso su pintura tenía de Goya el drama, lo expresivo y lo social, cuando le interrogué sobre el carácter de su obra. “Creo -respondió- que estoy a caballo entre Goya y Velázquez.” Y estaba confesándome que cuanto él hacía mantenía la esencia de la tradición española, pero con formas distintas y con un mundo personal, le formulaba yo una nueva pregunta y él se disponía a satisfacer mi curiosidad, cuando de improviso nos separó la noche.barjola-tauromaquia-galeria-hispanica

Pasaron meses. Más de veinticuatro. Un día, un largo perro de lengua colgante que se miraba con asombro ante un espejo, me dejó asombrado. Le reconocí entre las criaturas. Ahora ellas vivían en un cuarto distinto, en una superficie de tres por cuatro metros. Guardias. Perros. Desnudos. Niños. Mujeres. En total, treinta recién nacidos. El padre seguía yendo y viniendo entre ellos, revelando en unos la denuncia, en otros el sarcasmo. Se advertía más concreción de formas y de contenido, una mayor intencionalidad. Dominaban los verdes, una figura femenina suscitaba ironías desde un sofá enseñando sus paradojas. Un rostro indefinido se observaba a sí mismo: con lentes negras frente a un espejo roto contemplaba su retrato ciego. Había disminuido la fealdad, había aumentado el moralismo. La niñez retornaba. Eran los perros, que en vagar misterioso volvían con la infancia, iban trayendo el tiempo entre dientes y ojos hasta hacer el surrealismo más humano. El padre de aquellos hijos, pasando ante los cuadros, comentó: “Lo difícil del arte es definir, y que esa definición atraiga siempre por su expresividad, su sátira, su mundo dramático, su manera de hacer.” Y queriendo calmar mis silencios,  agregó:  “Yo diría que el arte es simbiosis del corazón y del cerebro en ese estado anímico que nos impulsa a la acción creadora.”

Días después, los treinta cuadros salieron del estudio hacia una galería madrileña. Yo he visto al padre -este pintor excepcional- no poder esconder ni su felicidad ni su serenidad. Cualquiera puede ver, viajando por los museos del mundo, cómo unas obras no pueden ocultar ser criaturas admirables, hijas de un español, de nombre Juan Barjola.

(“El artículo literario y periodístico”.-2007.- págs 164-166)

(Imágenes: el pintor Juan Barjola ante sus cuadros.-soitu.es/ Barjola: Toro.-Galería Antonio Machón/ Barjola:sin título/ Barjola: Tauromaquia.-Galería Hispánica)

 

LA HABITACIÓN

harolld-pinter-keith-allen-y-lindsay-duncan-en-la-habitacion-foto-stpehanie-berger-for-the-new-york-times

“Dos personas en una habitación. Habitualmente – confesó Harold Pinter – doy vueltas a esta imagen de dos personas en una habitación. Se levanta el telón y pienso que la situación propone preguntas muy potentes: ¿qué les va a ocurrir a estas dos personas en la habitación? ¿Va a abrirse la puerta? ¿Va a entrar alguien?”.

Es el principio del proceso de escritura en la mente de este dramaturgo inglés. Sentados en el patio de butacas esperamos – como el dramaturgo espera – a que se abra una puerta y entre siempre alguien en nuestra vida o en nuestro día, alguien que posiblemente incidirá en cuanto estamos haciendo, quizá haga variar decisivamente nuestra existencia.harol-pinter-4-en-1999-the-new-york-times

La habitación” – recordó  Harold Clurman en “Teatro contemporáneo” (Troquel) -no está pensada para ser entendida. Está pensada como algo para sentir. En ella ( hablaba de la obra que Pinter escribió en 1957) todo es diversión, tontería y espanto. La diversión resulta del lenguaje usado por la gente ordinaria que se amontona en una habitación miserable en una pensión anónima de un barrio no descrito de Londres. Esta habitación, que debería inspirar claustrofobia ( y neumonía), es una especie de húmedo escondite del horror de las calles. Pinter es un experto en el registro de la inanidad que marca la chismografía del inglés pobre. Su repetitiva monotonía e ineptitud empieza haciéndonos reir y termina provocando escalofríos”.

Estos escalofríos – entre risas o sonrisas – se han entrelazado siempre en su obra. Premio Nobel en 2005, el autor de “El cuidador” (1961) acaba de fallecer.

 Pequeño homenaje en Mi Siglo a su memoria.

(Imágenes: Keith Allen y Lindsay Duncan en “La habitación“, de Harold Pinter.-foto :Stephanie Berger for The New York Times/ Harold Pinter en 1999.-The New York Times)

CANCIÓN DE LA DIVINA POBREZA ( NAVIDAD, 2008) (y 11)

navidad-55-fra-angelico-madonna-fiesoles-lyceo-hispanico

Que no puedo valerte,

Rey de los hombres;

que valerte no puedo,

pero no llores.

 

Pan de mi carne henchido,

luz de mi noche

custodiado lucero,

no te acongojes.

 

Si estás desnudo y solo,

sobran vellones

en las ovejas blancas

de los pastores.

 

Si estás solo y desnudo,

Rey de los hombres,

te brindarán mis brazos

consuelo y goce.

 

Que darte más no puede

quien te dio el nombre;

¡que más no puedo darte,

pero no llores!

Luis Rosales : Canción de la divina pobreza.- “Retablo de Navidad” (1940)

(Imagen: Fra Angélico: Detalle de la “Virgen con el Niño, ángeles y cuatro santos”.(1428-1430).-Fiésole, Iglesia de Santo Domingo. -Flikr.-Lyceo Hispánico)

¡FELÍZ   NAVIDAD   A   TODOS    DESDE    “MI  SIGLO”!

BRAS, SI LLORA DIOS (NAVIDAD, 2008) (10)

navidad-67-boticelli-navidad-mistica-lyceo-hispanico

–  Bras, si llora Dios, ¿por qué

   dice B, pues Dios es A?

 

-Porque es corderillo ya

  y dice a su Madre B.

 

– Bien pudiera decir O

  por su Madre tan entera,

  que, entrando Dios en su esfera,

  como estaba se quedó.

 

 O  ¿por qué no dice T

 pues cruz esperando está?

 

– Porque es corderillo ya

  y a su Madre dice B.

 

Lope de Vega

(Imagen: Boticelli (1445-1510).-Navidad mística (1500-1501).-National Gallery.-Londres)

CANTAR DEL REY MAGO BALTASAR (NAVIDAD, 2008) (9)

navidad17-salzillo-reyes-magos-flickr-lyceo-hispanico

En Belén estamo,

branco seremo,

panderetico tocan, bailemo

Ushiá, sanguarangua

gurugú vu, gurugú va.

 

Vistamo de cururaro,

pues a tiempo hemo veniro,

que el branco será vendido,

e lu negro el rescataro.

Dios viste de encarnaro

todos el luto quitemo.

Tamobiritico toca, bailemo

Ushiá, sanguarangua

gurugú vu, gurugú va.

Alonso de Ledesma: (1562-1623).- Juegos de la Nochebuena (1611)

(Imagen: Francisco Salzillo (1707-1783).-Corte de los Reyes Magos.-Flickr.-Lyceo Hispánico)

DIÁLOGO DE LOS PASTORES POR INTERNET (NAVIDAD, 2008) (8)

navidad-66-la-adoracion-de-los-pastores-murillo-lyceo-hispanico1

y dice asi:

¡Ha nacido!

¿Quién nació?

Quién va a ser: quien era y es.

¿Dónde ocurrió?

Naveguemos

por Internet.

Triple W. Punto. Arroba.

Punto. Com. Portabelén.

Ángeles. Pastores. Magos.

María. Arroba. José.

Y la tibieza del heno

la Mula, el Buey,

la estrella errante y su orquesta

de estrellas – sol fa mi re -,

y el almendro que no sabe

que es diciembre…

¿Pero quién

es la luz, la flor desnuda

que ríe en Portabelén?

Es quien es.

¡Quién iba a ser!

José Hierro.- Abecedario personal.- “El Mundo“, 22 de diciembre 2002.-

(Imagen: Murillo.-“Adoración de los pastores”.-Flickr.-Lyceo Hispánico)

COPLAS EN LOOR DEL NASIMIENTO (NAVIDAD, 2008 ) (7)

navidad-5o-martinez-montanes-natividad

¡Ay de la ñiguirí, ñigui!

¡Ay de la ñiguiriñón!

 

Que te contaré, Mingacho,

yergue, nostés dormillón

que si mescuchas un cacho

habrás gran consolación:

¡Ay de la ñiguirí, ñigui!

¡Ay de la ñiguiriñón!

 

Esta noche repastando

con Pancrudo y Morejón

vimos un ángel bolando

que tanzia en perfición.

 

¡Ay de la ñiguirí, ñigui!

¡Ay de la ñiguiriñón!

 

Y en llegando al portalejo

vimos un nobre varón

y llorar el zagalejo,

la madre en contemplación.

¡Ay de la ñiguirí, ñigui!

¡Ay de la ñiguiriñón!

Tres manera de coplas en loor del Nasimiento de Christo“.-(donación del bibliófilo Antonio Pérez Gómez a Gerardo Diego)

(Imagen: Natividad.- (1604).- Juan Martínez Montañés.- San Isidoro del Campo.-( Sevilla)

AMOR, NO ME DEJES (NAVIDAD, 2008) (6)

navidad-15-ghiberti-natividad-flickr-lyceo-hispanico

Amor, no me dejes,

que me moriré.

Que en ti so yo vivo,

sin ti so cativo;

si me eres esquivo

perdido seré.

Si mal no me viene,

por ti se detiene;

en ti me sostiene

tu gracia y mi fe.

Que el que en ti se ceba,

que truene, que llueva,

no espere ya nueva

que pena le dé.

Que aquel que tú tienes

los males son bienes;

a él vas y vienes:

muy cierto lo sé.

Amor, no me dejes

que me moriré.

Juan Alvarez Gato (1463-1509) : “Cantar enderezado a Nuestro Señor”.

(Imagen: “Adoración de los Magos” (1424) – Lorenzo Ghiberti (1378-1455)  – Florencia -Flickr.-Lyceo Hispánico)

MÍRANSE LOS DOS EN HITO (NAVIDAD 2008) ( 5 )

navidad-65-fra-angelico-adoracion-de-los-magos-lyceo-hispanico

Míranse los dos en hito

y su vista es gloria cierta.

¡Oh, qué placer infinito

que cien mil almas despierta!

¿Qué floresta ni qué huerta

tales flores han llevado?

Mal han barajado.

 

Su velo le puso encima

al Niño por ornamento,

y a los pechos se le arrima

abrigándose del viento,

y quedó el cabello exento

de la Virgen muy dorado.

Mal han barajado.

 

Sus ojos penetradores

por ser Dios no hay do no estén,

mas por nos, los pecadores,

como niño está en Belén

al frío y después ¿con quién?

Con un buey muy traijado.

Mal han barajado.

 

Cien mil gracias aliña

cuando despierta del sueño;

jaspe ni dorada piña

con él son valor pequeño,

según que lindo y risueño

está en los pechos trabado.

Mal han barajado.

 

Ya los toma, ya los deja

los pechos con gestos bellos,

ya se ase a la madeja

que su Madre ha de cabellos;

 gorjea y estira dellos,

como ruiseñor en prado…

Mal han barajado.

Fray Ambrosio Montesino  (¿1444-1508?) : “Contemplación entre la Virgen y el Niño”

(Imagen: Fra Angélico: “Adoración de los Reyes Magos” (1438)  – National Gallery.-Washington -Flickr.-Lyceo Hispánico)

CAÍDO SE LE HA UN CLAVEL (NAVIDAD 2008) (4)

navidad-16-vezelaynatividad-flickr-lyceo-hispanico

Caído se le ha un clavel

hoy a la Aurora del seno:

¡qué glorioso que está el heno,

porque ha caído sobre él!

Cuando el silencio tenía

todas las cosas del suelo,

y coronada del hielo

reinaba la noche fría,

en medio la monarquía

de tiniebla tan cruel,

caído se le ha un clavel

hoy a la Aurora del seno:

¡qué glorioso que está el heno,

porque ha caído sobre él!

De un solo clavel ceñida

la Virgen, aurora bella,

al mundo se le dio, y ella

quedó cual antes florida;

a la púrpura caída

sólo fue el heno fiel.

Caído se le ha un clavel

hoy a la Aurora del seno:

¡qué glorioso que está el heno,

porque ha caído sobre él!

El heno, pues, que fue dino,

a pesar de tantas nieves,

de ver en sus brazos leves

este rosicler divino,

para su lecho fue lino,

oro para su dosel.

Caído se le ha un clavel

hoy a la Aurora del seno:

¡qué glorioso que está el heno,

porque ha caído sobre él.

Luis de Góngora: (1560-1627): “Al nacimiento de Cristo Nuestro Señor“.  / Natividad.-Basílica de Vézelay (Francia) (siglo Xll)

LEER LA PINTURA

cubismo-4-braque-vasos-en-una-mesa-lyceo-hispanico

“La pintura es una escritura que crea signos – decía el célebre historiador del arte, coleccionista y propietario de una galería,  Daniel Heny Kahnweiler  -. Una  mujer en un lienzo no es una mujer, son signos, es un conjunto de signos que leo como mujer. Cuando usted escribe en una hoja de papel m-u-j-e-r, la persona que sabe leer, leerá no sólo la palabra mujer, sino que verá por así decirlo a una mujer. Es lo mismo en pintura,  no hay ninguna diferencia. La pintura, en el fondo, no ha sido nunca un espejo del mundo exterior, no ha sido nunca como la fotografía; es una creación de signos que sólo eran leídos por los contemporáneos, después de un  cierto aprendizaje, no obstante. Los cubistas crearon signos completamente nuevos, y eso fue lo que dificultó la lectura de sus cuadros durante tanto tiempo”.

cubismo-2-picasso-mujer-con-mandolina-lyceo-hispanico

“Si, como pienso yo, la pintura es una escritura – sigue diciendo Kahnweiler en su  libro  “Mis galerías y mis pintores” (Ardora) -, es evidente que toda escritura es una convención. Así que hay que aceptar esa convención, aprender esa escritura: es lo que se suele hacer por simple costumbre. (…) ¿Sabe por qué se reía la gente? – le preguntaba el coleccionista a su interlocutor, Francis Crémieux,  comentando la reacción que produjo el cubismo -La gente no se habría reído si esos cuadros no hubieran representado nada. La gente se reía porque veía vagamente lo que representaban. Para ellos, eran caricaturas horrorosas, eran monstruos, como siempre se ha dicho. Evidentemente, veían la pierna demasiado larga según ellos, la nariz torcida. Pero como Picasso me dijo muy bien un día, y encuentro esta reflexión absolutamente admirable: “En aquel tiempo, se decía que yo ponía la nariz torcida ya en Las Señoritas de Avignon, pero la tenía que poner por fuerza torcida para que vieran que era una nariz. Estaba seguro de que verían más tarde que no estaba torcida“. ¿Entiende?, eso es lo que hizo reir. Ahora ya no hay nada que haga reir. El gran error de toda esa gente, y que mantiene su pintura en la decoración, la simple decoración, es que sus cuadros, o lo que ellos llaman así, se quedan en el lienzo, se quedan en la pared. Mientras que el verdadero cuadro no se forma más que en la conciencia del espectador. Es como en la música. La música es un ruido vago mientras no se discierna el hilo conductor. La pintura es lo mismo. Primero tiene que rehacer el cuadro uno mismo”.

 Lectura de la pintura, pues, entre muchos otros temas que aquí aborda Kahnweiler con una gran capacidad didáctica, evocando las relaciones que mantuvo tanto con Braque, como con Picasso, Gris o Léger. No sólo tuvo contacto con sus obras sino sobre todo con sus personalidades. Lectura de la pintura como lectura de cualquier imagen, tal y como Alberto Manguel nos anima a hacerlo en Leer imágenes (Alianza),  contemplándolas como relato, ausencia, acertijo, testigo, comprensión, pesadilla, reflejo, violencia, subversión, teatro, memoria o filosofía. “Cuando tratamos de leer una pintura – nos dice Manguel -, nos puede parecer que ésta se hunde en un abismo de equivocaciones o, si lo preferimos, en un vasto abismo impersonal de interpretaciones múltiples”. 

Podemos leer tanteando con la pupila, exponiéndonos al principio a no comprender. Y podemos leer ya con la pupila acostumbrada, paseando la vista sobre cuanto el arte nuevo nos ofrece:  un mundo distinto que nos hace precisar la visión un poco más  para contemplarlo bien.cubismo-3-gris-frutero-lyceo-hispanico

(Imágenes: Braque: vasos en una mesa.- Flickr.-Lyceo Hispánico/Picasso: mujer con mandolina.-Flickr.-Lyceo Hispánico/Gris: frutero.-Flickr.-Lyceo Hispánico)

¿QUIÉN PODRÁ NO AMAROS? (NAVIDAD, 2008) (3)

navidad-13-nartividad-arles-flickr-lyceo-hispanico

¿Quién podrá no amaros,

Niño Dios, agora,

que el alma que os ama

a  Dios enamora?

¿Quién no os amará,

Niño, rey del cielo

si aquí sois consuelo,

y la gloria allá?

Quien al alma os ama,

y por vos hoy llora,

tanto cuanto os ama

a  Dios enamora.

Cuanto en ser de Dios

sois uno con él,

y es quererlo a él

quereros a vos;

que hay entre los dos

tal concierto agora,

que el alma que os ama

a Dios enamora.

Juan López de Ubeda.-Villancico a la Natividad del Señor” (1580)

(Imagen.-Natividad.-Arles.-Flickr.-Lyceo Hispánico)

VENIDA ES, VENIDA (NAVIDAD 2008) (2)

navidad12-giotto-naividad-flickr-lyceo-hispanico

Venida es, venida

al mundo la vida.

Venida es al suelo

la gracia del cielo

a darnos consuelo

y gloria cumplida.

 

Nacido ha en Belén

el que es nuestro bien;

venido es en quien

por él fue escogida.

 

En un portalejo,

con pobre aparejo,

servido d´un  viejo

en guarda escogida.

 

 

La piedra preciosa,

ni la fresca rosa,

no es tan hermosa

como la parida.

Venida es, venida

al mundo la vida

Juan Alvarez Gato. (144o-1509)- “Cantar”.

La Natividad y el anuncio a los pastores.-Giotto (1304-6)   – Padua, Capilla de los Scrovegni

CALLAD VOS, SEÑOR (NAVIDAD 2008 ) (1)

navidad-14-piero-della-francesca-natividad-flickr-lyceo-hispanico

Callad vos, Señor,

nuestro Redentor,

que vuestro dolor

durará poquito.

 

Angeles del cielo

venid, dar consuelo

a este mozuelo

Jesús tan bonito.

 

Este fue reparo

aunque él costó caro

de aquel pueblo amaro

cativo en Egipto.

 

Este santo dino

niño tan benino,

por redimir vino

el linaje aflito.

Gómez Manrique  (siglo XV)

(Imagen: Natividad.-Piero della Francesca  ( 1470 -75 )