EL SILENCIO DE LA PÁGINA EN BLANCO


-Tuve un aprendizaje muy duro con mi abuela-me contaba Isak Dinesen– “Sé fiel a la historia”,me decía la vieja arpía, “sé eterna y totalmente fiel a la historia”. “¿Y por qué debo serlo, abuela?”, le preguntaba. “¿Tengo que darte razones, insensata?”, gritaba. “¡Y tú quieres contar cuentos! ¡Vaya, tú eres la que quieres contar cuentos, y soy yo la que tengo que darte los motivos! Escucha, pues: cuando el narrador es fiel, eterna y totalmente fiel a la historia, al final, el silencio habla. Cuando se traiciona la historia, el silencio sólo es vacío. Pero nosotros, los fieles, cuando hayamos dicho nuestra última palabra, oiremos la voz del silencio. Tanto si una pequeña mocosa lo entiende como si no”.
“¿Quién cuenta entonces- continúa la mujer -, un cuento mejor que cualquiera de nosotros? El silencio.¿Y dónde se puede leer un cuento más profundo que en la página mejor impresa del libro más valioso que existe? En la página en blanco. Cuando una pluma, espléndida y noble, en el momento de máxima inspìración, haya escrito su cuento con la tinta más rara de todas, ¿dónde puede uno entonces leer un relato todavía más profundo, dulce, alegre y cruel que ése? En la página en blanco”.
Cerré el libro Últimos cuentos de Dinesen. Me esperaba una página en blanco con todos sus espacios abiertos, con esa sensación de miedo escénico que siempre abren sus dos hojas, el papel sin cubrir, las líneas vírgenes. El relato mejor estaba aún sin empezar. El silencio marcaba su tic-tac. El fluir de la sangre bajaba lentamente del cerebro a la mano y me incliné, me incliné con interés para escribir todo aquello que pensaba que aún nadie había escrito.

2 comentarios en “EL SILENCIO DE LA PÁGINA EN BLANCO

  1. “ULTIMOS CUENTOS” DE ISAK DINESEN
    Para empezar a hablar de Isak Dinesen, debo nombrar primero a Silvina Ocampo, a Clarice Lispector, a Carson Mc Cullers, a Joyce Carol Oates, a Alejandra Pizarnik. Por obvia, por haber llegado a la Academia, dejo para más adelante a Marguerite Yourcenar.
    Entre sus chaplines y picassos, junto a Michaux y Lezama, Cortázar la señala por la boca cansada y sabia de Morelli en su inagotable “Rayuela”.
    Las Mil y Una Noches contadas de nuevo por una mujer solitaria que encontró en Africa el ovillo y las agujas para continuar la tarea que inició Penélope para inventar a Ulises o a Leopold Bloom o a Gregorio Samsa o a una mujer que escribe, la danesa Dinesen, que se llama Karen Blixen-Finecke, y que nació en Rungsted, en 1885, donde dejó su cuerpo en 1962.
    Como una golondrina o un caballo, su estilo es clásico y a la vez salvaje. Como el agua, como la piedra, el fuego que corre por sus cuentos es el de la risa de una muchacha pícara que tiene el mundo a sus pies y que un patán violenta. La risa de esa muchacha que después de ultrajada se siente más invulnerable que un diamante y tan invulnerable y frágil como su risa que ahora mueve al mundo y a las otras estrellas. Esa risa que cambió para siempre, que sin embargo sigue siendo la misma, y que no pudo o no quiso salvarla de la violación. Esa risa omnipotente que no pudo o no quiso salvarla de la violación.
    Intacta por ese acto y virgen por desprejuicio, una muchacha que nació en un palacio y se crió en un bosque y habló con los animales y se casó y se cansó del lujo y del matrimonio y de las agujas y de la imaginación, y se puso a escribir para ser ella, la que era, la que tenía que ser. Una mujer cualquiera que se rebela contra las cosas que le pasaron para aceptarlas y merecerlas con la resignación de un dios.

    constantino mpolás andreadis
    LITERATURACONSTANTINO.BLOGSPOT.COM

    • Constantino MPolás,

      muy agradecido al comentario y a las interesantes, evocadoras y literarias palabras enviadas.

      Cordiales saludos.

      JJP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .