LLÉVESE ESE SILENCIO QUE LE GUSTARÁ

Llévese ese silencio que le gustará, y efectivamente así había sido, así era. La voz que me lo había aconsejado debía de conocerme bien aunque me hablara de usted, era una voz al oído que inmediatamente dejó de hablar y yo me fui despacio, silencio adelante, apartando todos los sonidos, todos los recuerdos y preocupaciones. Se iban apartando sin yo apartarlos, se apartaban y se alejaban ellos solos, yo creo que el silencio les imponía, nunca había sentido la fuerza que el silencio tiene para expulsar pasado y futuro pero el presente del silencio poco a poco caminaba por donde yo caminaba, sin hacer el menor ruido, tan sólo el crujido de mis zapatillas blancas hacían una pequeña herida al silencio, un ligero rasguño. El silencio se llenaba de colores, de hojas. Las hojas estaban mansas y doradas porque era otoño y el silencio del otoño es cálido, melancólico, lleva a pensar que hay un tipo de belleza de oro

guardada en los árboles, pero si se piensa demasiado en los árboles ya no hay silencio en la mente, sólo árboles, no hay contemplación. Y es muy importante que la contemplación no se separe del silencio porque son como hermanos, viven el uno para el otro, y en ese momento apagué definitivamente el móvil, taponé todos los ruidos, ¿ y si no te encuentran?, me dije, pero me contesté que nadie iba a venir a buscarme al silencio porque no saben ni cómo llegar a él, vienen, sí, entre los caminos, buscando, llamando, dando voces de preocupación, pero yo estoy ya sentado en este banco contemplando “las Meninas” de los árboles, cómo las infantas se hacen hojas y las ropas y faldas de los personajes se mezclan con el color verde claro de las copas y el porte del árbol y de su corteza y su tronco y las hojas ovaladas con nervios muy pequeños me llevan a la contemplación. Los bancos, en el Prado o en el Botánico, están para descansar unos momentos, tomar fuerzas, pero sobre todo para contemplar, no para indagar, porque no suele haber distancia entre el ojo y el cuadro, entre el

ojo y el árbol para percibir bien los detalles, y uno ve en la contemplación de la Naturaleza el color verde claro de las plantas, las tonalidades rojizas del otoño, las flores masculinas y femeninas separadas, las masculinas a veces como colgantes de color amarillo que llevan las infantas y las femeninas de color rojo en las damas de compañía. Así los frutos, las flores, las
hojas, la corteza de color gris metálico, el tronco y la madera, todo me lo va explicando el
silencio en este banco en que estoy aunque yo no le pregunte nada, porque el silencio no

habla nunca, habla solo cuando él quiere, y casi sin hablar me está contando ahora lo bien que se está aquí, y cómo sentada junto a mí, en el banco, aunque yo no la vea, está su hermana, la soledad.

José Julio Perlado

(Imágenes— Jardín Botánico de Madrid- Fotos Marisa Esteban – RJB- CSIC- el blog de la tabla)

Sin categoría

2 comentarios en “LLÉVESE ESE SILENCIO QUE LE GUSTARÁ

  1. Profesor, le leo cada día porque recibo en mi correo electrónico las entradas de su blog y es una de las alegrías del día que tengo: leerle.
    Esto del silencio me ha gustado especialmente.
    Me encantaron «Los cuadernos de Miquelrius», lo he pasado fenomenal con ellos.
    Estoy deseando que publique algunas otras cosas que veo que tiene como inéditas.
    Gracias por su constancia. Es un gran ejemplo.
    De corazón, muchas gracias.

    • Aurora,
      Muchas gracias por tus palabras. Me alegra que te acompañen. Sí, naturalmente tengo varios libros en preparación, pero cada cosa en la vida tiene su tiempo y — como en la cocina— se necesita ese tiempo, reposo y maduración. Si el editor quiere, los publicaré más adelante, en su día, en su momento.
      De nuevo muchas gracias Aurora.
      Saludos

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.