UN SOLO AUTOR Y UN SOLO VOLUMEN

 

 

“Toda la humanidad es de un solo autor y es un solo volumen: cuando un hombre muere no se arranca un capitulo al libro sino que se traduce a un lenguaje mejor; y todos los capítulos serán así traducidos; Dios emplea varios traductores; algunos capítulos son traducidos por la vejez, otros por la enfermedad, otros  por la guerra, otros por la justicia; pero la mano de Dios está en todas las traducciones, y esa mano volverá a encuadernar nuestras hojas dispersas, para esa biblioteca, donde cada libro quedará abierto a los demás”.

John Donne- “Meditación XVll” – “Devociones para ocasiones que surgen”-( traducción de Miguel Sáenz)

(Imagen—Jan van der Heyden – 1712)