UN PARADOR Y UN PÁJARO

Recuerdo que estaba sentado allí, en la terraza del Parador de Sos del Rey Católico con un libro en las manos. Siempre me ha gustado este Parador escondido en Aragón, cerca de Navarra, a pocos kilómetros de Sangüesa . El sol caía a plomo en las extensiones desnudas y escarpadas, peladas, hasta el final del horizonte de los montes, mientras en esta terraza de piedra y vigas del Parador corría una ligera brisa que ayudaba a leer y a escribir. Era el contraluz, el fuerte contraste de sombra y sol, sentir el día caluroso y escuchar el piar de los pájaros como nido de grillos en el aire, y ver y escucharlo todo desde el silencio de este tendido cómodo y aislado. Ha venido siguiéndome un pájaro desde Leyre, quizá antes, desde el valle del Roncal, cuando me detuve en Sigües, en una iglesia del siglo Xll, o quizá antes, porque el pájaro estaba tal vez escondido en el jardín de la iglesia. Luego el pájaro ha venido conmigo a comprar los periódicos a Sangüesa, ha dado las vueltas que da el volante de mi automóvil y hemos subido los dos, el pájaro y yo, hasta esta terraza y luego hasta el libro. Ahora se ha posado el pájaro en una esquina del libro y me ve leer.

José Julio. Perlado

(Imágenes — Sos del Rey Católico- wikipedia)

Sin categoría

4 comentarios en “UN PARADOR Y UN PÁJARO

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.