EL SOSIEGO DEL ESPÍRITU


“Si quieres adelantar en el estudio de la virtud — dice el filósofo griego Epicteto —-, aparta del entendimiento estos pensamientos: “ Sí no tengo cuidado de mis negocios, no tendré con qué subsistir; si no castigo a mi hijo, saldrá malo.’ Advierte que más vale morir de hambre y conservar la grandeza del ánimo y la tranquilidad del espíritu hasta los postreros suspiros, que vivir en la abundancia con un alma llena de inquietud y de tormento. Advierte que vale más sufrir que tu hijo salga malo, que hacerte tú mismo desdichado. Al fin, el sosiego del espíritu se ha de profesar a todo mas para tenerlo es menester que desde luego te ensayes en las cosas menores,.Por ejemplo, si se derrama tu aceite y te roban el vino de tu cueva, haz esta reflexión y di en ti mismo: “A este precio se compra la tranquilidad y la constancia.” En efecto, nada se adquiere gratis y necesariamente nos ha de costar alguna cosa. Sea lo que fuere no permitas jamás que tenga el poder de enojarte y de turbarte el espíritu cuando él quiera.”


(Imagen — Pierre Bonnard)

Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .