EN EL SILENCIO DE LOS TALLERES …

En el silencio de los talleres, mientras afuera corren amarillos por las calles huyendo de semáforos rojos, mientras los pies caminan veloces de una acera a otra, mientras los ruidos congregan sonoridades de la civilización, otros amarillos muy lentos y espaciados se deslizan a media mañana por las paredes resbalando entre azules y verdes, conducidos por la mano del artista. Obligan a que nazcan nuevos colores, bajan y suben nuevas formas… Las manos precisas arropan el nacimiento de un cuadro y los ojos del artista siguen a cuanta evolución está surgiendo …

(Imagen:el alemán Gerhard Richter trabajando en su taller.-film de Corinna Belz)