CARRERAS DE RELEVOS : OLIMPIADAS 2012 ( y 11 )

“Lanzados los cuatro, como arma única, como bestia única, como barca única,

el mayor a popa y el más pequeño, al frente,

y yo engranado en medio, órgano, yo, de este cuerpo vivo,

y todos llevando los mismos colores; todos marcados con la misma marca,

de tal manera en fila, uno tras otro, que los tres que vamos detrás no sentimos el viento,

y entramos a pasos contenidos y piafantes, sujetándonos por los hombros.

Cuatro y somos uno. Solidaridad perfecta.

Un gran acuerdo humano, tan justo que entran ganas de cantar.

Cada uno de nosotros ejerce, sobre el cuerpo de los otros, un derecho de regulación.

Yo te reconozco un derecho sobre mis piernas, puesto que son tuyas.

Tus músculos, tus nervios, tu cabeza me conciernen, pues también son mías.

Si tu cortas el hilo de esmeralda, son cuatro los que ganan, no uno.

Igual aprecio ganan el que más corre y el que menos”.

(…)

Henry de Montherlant.– “Los corredores en relevos”.- “Olímpicas” (1924)

(Imagen.-corredores de relevos.-Olimpiadas 2012.-foto AFP)