TRENES DE LA MADRUGADA

… Y, más allá de lo divino,

postrado, he podido observar

mujeres, hombres del pueblo

y aprendices y gente de taller

En ellos no había rastro

de esclavos, que dibuja la necesidad.

Como señores, han soportado

las novedades y la incomodidad

Amontonados, como en un carro,

en todas las posturas de su humanidad,

leían niños y muchachos

absortos, sumidos en la narración.

Moscú nos recibía aún de noche

que convertía en plata el sol

y abandonábamos el metro

lejos de la doblada luz.

La gente se agarraba a la baranda,

para a su paso despedir

fragancia a jabón de lilas

y a rosquillas y a miel.”

Boris Pasternak —“En trenes de la madrugada”— ( traducción de Ricardo San Viceente)

(Imágenes— 1- René Goebli/ 2- Hari Roser/ 3- Marta Zamarska/ 4- Holger Droste/ 5- He Zubin- 2007- artnet)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.