EL ARTE Y LOS INSECTOS

insectos-unnhy

 

“A las mariposas mi risa las  adormece –afirmaba Nabokov -llevándolas a una seguridad aletargada, estado en que se hallan los insectos cuando imitan una hoja seca. En el caso de la caza de mariposas, creo poder distinguir cuatro elementos principales. Primero, la esperanza de apresar el primer ejemplar de una especie desconocida para la ciencia: ése es el sueño recóndito de todo lepidopterólogo. Segundo, está la captura de una mariposa muy rara o muy limitada a un lugar sobre la que se ha deleitado uno en los libros, en oscuras revistas científicas, en las láminas espléndidas de trabajos famosos, y que entonces ve volando, en su contorno natural, entre plantas y minerales que adquieren una magia misteriosa (…) Tercero, está el interés del naturalista por indagar en la vida de insectos poco conocidos, por enterarse de sus hábitos y estructura (…) Y cuarto, no hay que pasar por alto el elemento deportivo, de suerte, de movimiento rápido y realización robusta, de una busca ardiente y ardua que termina en el triángulo sedoso de una mariposa plegada descansando en la palma de la mano”.

 

insectos-iut

 

Los insectos, su observación, su ilustración, sus comentarios, han confluido muchas veces en los dominios del arte. La actual exposición  Maria Merian´s Butterflies en el Palacio de Buckingham y las notas que ella ha suscitado nos llevan a recordar, entre otros, a Nabokov o a Jünger, el alemán que en sus “Diarios” se expresa así: ” -Ahí arriba – me dicen- está volando algo bueno. Venga rápido, he visto una cicindela.

Se entiende – apunta Jünger en 1986 – que para los entomólogos lo bueno es mejor que lo hermoso. Cada momento trae consigo una nueva sorpresa. Las Papiliones, a las que Linneo denominó con razón “caballeros”, mantienen entre las mariposas una situación soberana similar a la de las palmeras en el reino de las plantas (…) Las que vuelan al mediodía, permanecen a pleno sol, igual que los colibrís, ante los cálices, cuyo néctar absorben, pero en todos las alas y los anillos del tórax brillan

 

insectos-oroju

 

con una luz diferente a la del día, tanto en conjunto como aislados. Algunos de los dibujos parecen algodón, nubes de colores o se diluyen en estrías como un chorro de ajenjo en el agua; otros, por su parte, aparecen rociados como si fueran esencias narcotizantes.

El espectro está  completo, pero con los colores del arco lunar; armoniza con el aroma de las flores que se abren sólo por la noche, y está destinado a órganos más delicados que los nuestros, más para el tacto que para la vista. Aquí habría mucha inspiración para pintores de nocturnos y de crepúsculos. Bastaría una selección, pues se conocen unas tres mil especies de Sphingidae en el mundo, algunas únicas.

 

insectos-ojooj

 

Tal selección podría conducir a uno simplemente a la observación: de forma meditativa. Los colores tienen su propia vida; también se encuentran en la cara interna de las conchas que dormitan en los mares profundos: esto habla de fiestas secretas, si tuviéramos la suerte de encontrarlas, podríamos participar en ellas”.

Cuando se contemplan los dibujos de Maria Sibylla Merian entramos en el universo de la transformación, metamorfosis de las mariposas.

 

insectos- nhy

 

(Imágenes.- : Royal Collection Trust- Her Majesty Queen Elizabeth ll – 2016)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.