EL MOTIVO DEL TIEMPO

Cuando nos acercamos al cristal del tiempo las comisuras del espejo nos revelan aquel fino surco que quedó escondido el verano pasado, aquellla pequeña arruga trazada en la arena de la mejilla, mientras descansábamos al sol. Nunca suponíamos que el tiempo nos dejara una señal más, pero ahí está, curvada y minúscula, nos acercamos y alejamos de ella desde la edad, ladeamos un  poco los años bajo la luz, inclinamos ahora el rostro en la sombra, y sí, ahí sigue, el tiempo quieto, tiempo de hoy que está llegando ya a mañana, rúbrica de labios, beso extraño en la piel que nunca quisiéramos descubrir.

Luego, cuando levantamos la mirada hacia el tiempo, intentamos atrapar la medida del instante, pero el instante vuela, nunca lo alcanza la pupila, el instante va más veloz que la mirada, su interioridad es misteriosa, nadie la ha conseguido penetrar, el instante atraviesa la habitación sin parpadeo, cuando parpadeamos el instanté ya huyó.

Y después el tiempo juega con nosotros, el pasado nos contempla, el futuro nos inquieta, nos apremia el presente. El vuelo del tiempo cruza la habitación de la memoria entre olvido y recuerdo y apenas toca con sus alas el silencio.

(PhotoEspaña 2010 – del 9 de junio al 25 de julio en Madrid – presenta su Festival Internacional de Fotografía sobre el tema del tiempo)

(Imágenes:- 1- “Aliento”1995.- Oscar Muñoz.-INIVA, junio 2008.-Sicardy Gallery.-Houston -Volverse aire.-Círculo de Bellas Artes.-PhotoEspaña 2010.-elmundo.es/2.-“Retrato de Ellen Frank”.-1929.-László Moholy- Nagy– Galerie Berinson.-Berlín-elmundo.es/ 3.-László Moholy- Nagy.-El arte de la luz.-Círculo de Bellas Artes.-PhotoEspaña 2010.-elmundo.es)