ESCRIBIR, MÚSICA, LA SONRISA

Música, escritura, una sonrisa.

Velocidad del sonreir, velocidad de la música, tintín vertiginoso de la escritura.

A veces en un blog, entre tantas preocupaciones mundiales, conviene hacer un  alto y escuchar, ver y procurar una sonrisa.

(Imagen: “La máquina de escribir” de Leroy Anderson.-Martin Breinschmid.-Strau Orquesta del Festival de Viena)