VIAJE A PIE

“A esos muchachos tan simpáticos que encontrándose en el umbral de la puerta de la vida se sienten poseídos del noble impulso de la ambición personal y – yo supongo – del archinoble impulso de la ambición de servir, y preguntan : “¿Qué hemos de hacer? ¿Podría usted tener la amabilidad de darnos una orientación y decirnos lo que podríamos hacer?”, yo les aconsejaría un viaje a pie”.

Con estas palabras inicia Josep Pla su “Viaje a pie” y con ellas se puede echar andar por la gran prosa de este excelente escritor. Hace pocos días hablé aquí del Mas Pla, sentado yo con él bajo la campana de su casa de campo, contemplando – casi saboreando – las delicias de la fruta. Hoy sólo puedo recomendar un viaje a pie por otro libro suyo, “El cuaderno gris“, que incluso se puede visitar en la pantalla. Las anotaciones de entonces se hacen vida hoy y el pie va caminando por lugares que el tiempo no ha conseguido borrar.