SOBRE EL RETRATO

“Cuando hago el retrato de una persona – dijo Oskar  Kokoschka – no me importa el aspecto externo de una persona – los signos de su vida pública o sus orígenes sociales . Lo que sorprendía a la gente de mis retratos era que pretendía intuir, a partir del rostro, de sus diferentes expresiones y gestos, la verdad de aquella persona, y recrear en mi propio lenguaje pictórico, la sublimación de un ser humano  que persistía en mi memoria”.

“Mi curiosidad – seguía diciendo Kokoschka -nunca ha ido dirigida a obtener de mis “víctimas” – como me gusta llamarlas – confesiones personales, ni a enterarme de cosas privadas o íntimas, sino a forjarme una imagen de ellas similar a la que se conserva en la memoria, una imagen recordada que uno lleva consigo, vívida y fresca, o como la que adquiere una persona cuando soñamos con ella. Todo esto me hubiera resultado imposible si hubiera tenido a mis nodelos inmóviles como ante una cámara fotográfica”.

“La simple enumeración de los rasgos del rostro humano – terminaba Kokoschka al hablar sobre el retrato– : dos ojos, dos orejas, una nariz y una boca, puede bastar a aquellos que no quieran ver más allá. Pero los artistas de hoy en día, como vanguardia espiritual, tienen la misión de mostrar el camino a un público más numeroso que nunca”.

Sobre el retrato de la reina Isabel a media tarde ya hablé en Mi Siglo. Hoy evoco únicamente la serie de imágenes que la National Portrait Gallery prepara sobre Isabel ll para conmemorar los sesenta años de su reinado.

(Imágenes:- 1.-La Reina Isabel.-por Chris Levine.-cortesía de Kevin P Burke.-National Portrait Gallery/2.-La Reina Isabel.-`por Justin Mortimer- 1988 –National Portrait Gallery/ 3.-La Reina Isabel.-por Lucian Freud.-2001.-National Portrait Gallery/ 4.-la Reina.- foto Jane Bown.- National Portrait Gallery)

4 comentarios en “SOBRE EL RETRATO

  1. Me gusta mucho el retrato que hace de la reina Isabel II, Lucian Freud. La utilización del color blanco para la cara, el cabello, el fondo…

    Perdone que le cuente, que hace unos días vi por fin, la película El discurso del rey, y me encantó. Me gustó mucho la interpretación de Colin Firth, como JorgeVI, la interpretación de Geoffrey Rush como terapeuta del rey, cómo se narra la relación de amistad que va surgiendo entre ambos, pero sobretodo, el papel de Helena Bonham Carter como esposa del rey; fue lo que más me gustó. Refleja el amor incondicional que sentía por su esposo, cómo le ayuda sin desánimo a buscar un remedio para el problema de la tartamudez, sin importarle nada, más bien, sin que este problema condicionara el amor que ella sentía por su esposo.Muy buena película. Merece la pena verla.

    • Una gran película, sin duda. Gran interpretación.
      En cuanto a los retratos se demuestra una vez más todo lo escondido que un artista puede extraer de cada rostro,
      Muchas gracias, Mari Luz, por el comentario.

  2. Como a Luz me gusta mucho el retrato que hace Freud. Esa pincelada certera sin retoque posible, esa contundencia. Pura maestría.
    Las palabras de Kokoschka interesantísimas.
    Muy interesante tu entrada.
    Un saludo

    • Ana Leal, los buenos retratos y las buenas reflexiones – como las de Kokoschka – nos acercan al amor por la pintura.
      Muchas gracias por tus palabras.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .