NO TIENE TODO EL MAR LA SAL PRECISA

“No tiene todo el mar la sal precisa

ni belleza en la tierra el instrumento,

ni música celeste el movimiento,

ni tales lirios por enero, herriza.

Ni hubo temblor en pájaro o en brisa,

ni en río, ni en caballo, ni en acento,

ni en verano o espalda se halló el viento

con una más sabrosa y menos prisa;

como encerrada tienes sin saberla,

de la ceja al cabello una ternura

que levanta al arroyo y al collado.

¡Ay, déjame morir de no tenerla,

orillas de la dicha y hermosura,

perdido en tu memoria y olvidado!”.

José Antonio Muñoz Rojas:-“Abril del alma” (1943)

(Imagen.-Richard Ernst Eurich)