Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘Harold Davis’

 

 

“Para llegar a escribir alguna cosa que tenga un cierto sentido – decía Pla– hay que haber escrito muchísimo. Escribir muchísimo no supone ningún sacrificio, antes al contrario, es un placer — sobre todo si se tiene algo que decir, por poco que se diga. La literatura  no tendría ningún sentido si no fuese por el placer que produce escribir. No creo que haya nada más eficaz contra el tedio (…) Hay personas que escriben a raudales — en todas las actividades literarias — con una sorprendente facilidad. Y hay otras que escriben con mucha más lentitud, y aún así, la coherencia de la escritura es muy difícil de conseguir. Yo he formado parte siempre de esta clase de personal. Escribir pausadamente — a veces utilizando pausas muy largas — , ésta es la fórnula que yo he utilizado.

 

 

(…) Ahora: el acto de dedicarse a escribir, el acto de publicar, ¿a través de qué facultad humana se produce? A mi entender, se describe con el propio temperamento. Si, además del temperamento, el posible escritor posee una determinada cantidad de espíritu, mejor que mejor. Es llover sobre mojado, lo cual, en estos países tan fríos, áridos y secos, es de una gran eficacia. Escribir con el temperamento — eso es lo esencial. Hay que escribir con el temperamento, pero lograrlo es difícil. La timidez y el convencionalismo han creado otra clase de escritor: el escritor ficticio, el que apunta, el que no tira nunca, el que diluye los adjetivos — cuando no pone unos por otros, más amables, menos sorprendentes, menos sin pena ni gloria”.

 


 

(Imágenes-1- Josep Pla- Fundación Pla – Josep Verges/ 2- foto Harold Davis/ 3- Hossein Zare)

Read Full Post »

figuras.-8jju.--Enrico David.-Dinisblume,- italiano

“El acto de escribir poesía –dijo hace años el reciente Premio Cervantes  del que ayer hablé aquí ayer – supone para mí, y entre otras cosas, un trabajo de aproximación al conocimiento de la realidad, una forma de resistencia frente al medio que me condiciona (…) A medida que se escribe un poema, o desde que fluye de sus iniciales tanteos, aparece en su organismo una desconocida realidad, tal vez no captada antes en toda su virtual significación, pero que ha ido edificándose en el curso de la tarea creadora. (…) Pienso que, en principio, la poesía es una síntesis : reproduce o reorganiza – según unas leyes constitutivamente libres  – la coherencia o el desorden de una parcela de la

figuras.-6hhb.-David R por Huchthausenvida, es decir, una “humanizada” respuesta a las relaciones en que se funda la realidad”.

Estas palabras pronunciadas en 1965 podrían completarse con las últimas, publicadas en la Revista “Turia” ( número 104)  hace muy pocos días: “Creo en la revelación, en la iluminación repentina, soy así de iluso. (…) La imaginación puede llegar hasta donde la memoria no llega. Algo que también se podría aplicar a los conceptos de realidad y ficción. Detrás de la realidad hay siempre un enigma, y detrás de la memoria un mundo imaginario, quizá inverosímil. Recuerdo que hace muchos años, la primera vez que fui a París, me ocurrió algo misterioso. Llegué una mañana a la estación de Saint Lazare. Iba solo y pregunté a un mozo si podía indicarme un hotel económico por allí cerca. Me señaló uno en una calle aledaña, en la rue Amsterdam, y allí me dirigí. La

figuras,--.88y.-Harold Davis

señora que me atendió me condujo  a una habitación diciéndome que fuera deshaciendo la maleta, que ya iría luego a inscribirme, Y en eso estaba cuando llamaron a mi puerta y oí que me llamaban : “Monsieur Cabalego Bonald, au téléphone“. Yo me quedé estupefacto. Nadie podía saber que estaba allí, tampoco me había inscrito todavía. La señora me ratificó que era a mí a quien llamaban. Así que acudí al teléfono y oí unas palabras más o menos ininteligibles. Eso fue todo. Uno de los enigmas que me ha acompañado hasta hoy mismo. Algo muy ligado a lo que se entiende por enigmas de la realidad. (…) El misterio está agazapado detrás de la realidad, lo estamos viendo a cada paso. Vas andando por la calle, viajas por ahí, te despiertas por la noche, y de pronto ocurre algo que no entiendes, algo que no tiene explicación lógica. La lógica es siempre una mala compañía poética. Existe en la ciencia, en la física, el llamado principio de incertidumbre que puede aplicarse perfectamente a la indeterminación de la vida cotidiana”.

figuras.-usws.-rayo espaciado.-2009.-Nicole Ahland.-photonetgallery

(Imágenes:- 1.-Enrico David.-Dinisblumen/ 2.- Huchthausen/ 3.-Harold Davis./ 4.-Nicole Ahland.-2009.-c. wichtendahl gallerie)

Read Full Post »

“Ayer tarde

volvía yo con las nubes

que entraban bajo rosales

(grande ternura redonda)

entre los troncos constantes.

La soledad era eterna

y el silencio inacabable.

Me detuve como un árbol

y oí hablar a los árboles.

El pájaro sólo huía

de tan secreto paraje,

solo yo podía estar

entre las rosas finales.

Yo no quería volver

en mí, por miedo de darles

disgusto de árbol distinto

a los árboles iguales.

Los árboles se olvidaron

de mi forma de hombre errante,

y, con mi forma olvidada,

oía hablar a los árboles.

Me retardé hasta la estrella

En vuelo de luz suave

fui saliéndome a la orilla,

con la luna ya en el aire.

Cuando yo ya me salía

vi a los árboles mirarme.

Se daban cuenta de todo,

y me apenaba dejarles.

Y yo los oía hablar,

entre el nublado de nácares,

con blando rumor, de mí.

Y ¿cómo desengañarles?

¿Cómo decirles que no,

que yo era sólo el pasante,

que no me hablaran a mí?

No quería traicionarles.

Y ya muy tarde, ayer tarde,

oí hablarme a los árboles”.

Juan Ramón Jiménez.– “Ärboles hombres”.– “Romances de Coral Gables”.-1948

(Imágenes: 1.- Harold Doolittle.-1940/ 2.- Harold Davis.- Woodland Path – sendero en el bosque)

Read Full Post »