LA VIDA, MODELO PARA ARMAR

 

 

“Estamos aprendiendo a convencernos – denunciaba el dramaturgo norteamericano David Mamet – de que no necesitamos sabiduría, comunidad, provocación, sugestión, escarmientos, ilustración…, que nos basta con tener información, lo que puede aplicarse a todo el mundo, como si la vida fuera un modelo para armar y nosotros, como consumidores,  solo precisásemos las instrucciones de montaje.

Los medios de comunicación de masas corrompen la necesidad que tiene el ser humano de cultura ( una mezcla de arte, religión, desfiles, teatro…: una celebración de la vida que compartimos) para convertirla en puro entretenimiento, de tal manera  que marginan todo lo que carece de un atractivo inmediato para las masas por estar “podrido de cultura” o poseer una “atraccción limitada”… La gran autopista de la información promete a todas luces diversidad, pero no hace sino eliminar, marginar y trivializar todo lo que no atrae a las masas de modo instantáneo.”

(Imagen- Arman- 1969artnet)

SOBRE EL LUJO

lujo G.-collar de plata 1994.-Jacomijn Van Der Donk.-Musee Arts Décoratifs

Paseando la mirada por brazaletes y collares, luego por mapas de países, luego por hambres y dispendios,  por reuniones de alto nivel de economistas y mandatarios, recuerdo las palabras de Sombart hablando del lujo:

“Lujo es  todo dispendio que va más allá de lo necesario. El concepto implica, pues, una relación, y para obtener en él un contenido palpable, lo primero que hace falta es saber qué se haya de entender por “lo necesario“. Hay dos maneras de determinarlo: por el medio subjetivo de un juicio de valor (ético, estético o de otra clase), o tomando un criterio objetivo para establecer la compararación.lujo F.-pendiente de 1900.-oro, topacio, perlas.-Paul y Henri Vever.-Musee Arts Décoratifs

Ahora bien; como criterio objetivo puede tomarse el conjunto de las necesidades fisiológicas o el de las necesidades que podríamos llamar culturales. Las primeras varían con los climas; las últimas, con las épocas históricas. Los límites de las necesidades culturales pueden fijarse a voluntad; pero conviene no confundir esta fijación arbitraria con la valoración subjetiva ya mencionada.lujo C.-salero El trunfo de Baco.-1545-1555.-por Pierre Reymond.-Museo de Arts Decoratifs.-

Resulta, pues, que el lujo ofrece dos distintos sentidos: cuantitativo y cualitativo. Lujo cuantitativo vale tanto como “derroche”; ejemplo, tener cien criados, bastando uno, o emplear tres fósforos para encender el cigarro. Lujo cualitativo es, en cambio, el consumo de bienes de mejor clase. Pueden reunirse a un mismo tiempo el lujo en uno y  otro sentido; y bajo esta forma se nos presenta en la mayoría de los casos. El lujo, considerado en su aspecto cualitativo, da lugar al “objeto de lujo” que es un bien (es decir, un objeto valioso) refinado, entendiendo por refinamiento toda confección de los objetos que puede estimarse superflua para la realización de los fines necesarios.lujo.-B.-alfiler de corbata de la coleccion Nissim de Camondo.-museo de Arts Decoratifs

El refinamiento puede manifestarse en dos direcciones: en la materia y en la forma del objeto. Los dos sentidos que ofrece el concepto del lujo – absoluto y relativo -se aplican también a los substratos del lujo cualitativo, a los objetos refinados. Si tomamos el concepto de refinamiento en un sentido absoluto, observaremos que la mayor parte de las cosas que empleamos tiene este carácter, ya que casi todas ellas satisfacen más de lo que requieren las necesidades animales.

lujo H.-brazalete 1898-1899.-René Lalique.-oro, diamantes.-Musee Arts Décoratifs.

Por consiguiente, podemos decir que existe cierta necesidad de refinamiento, en sentido relativo; el refinamiento que exceda de la medida corriente, en un estado de cultura dado, es el único que puede estrictamente llamarse refinamiento. Esta necesidad de refinamiento, estrictamente definida, es la que llamamos necesidad de lujo. Los bienes que sirven a satisfacerla se llaman bienes de lujo u objetos de lujo en sentido estricto”.lujo.-J.-caja, alrededor de 1959.-em oro.-Jean Schulumberger.-Les Arts Décoratifs.-

Así iba yo recordando las palabras de Sombart mientras veía el mapa de los países, la ruta de los oros y los  topacios, seguía las conversaciones de los altos mandatarios, y contemplaba, ofreciéndose a las miradas del mundo, el mercado universal de los objetos.

(Imágenes:-1. collar 1994.-plata.-Jacomijn Van Der Donk.-Les Arts Décoratifs/ 2.-broche 1900.-oro, topacio, plata.-Paul y Henri Veve.-Les Arts Décorratifs/Laurent Sully Jaulmes/ 3.-salero “El triunfo de Baco”.-hacia 1545-1555.-por Pierre Reymond.-Les Arts Décoratifs/ 4.-alfiler de corbata de la colección Nissim de Camondo.-Les Arts Décoratifs/ 5.-brazalete .-oro, diamantes.-1896-1899.-de René Lalique.-Les Arts Décoratifs/ Laurent Sully Jaulmes/ 6.- caja.-oro.-alrededor de 1959.-Jean Schlumberger-.-Les Arts Décoratifs/ Laurent Sully Jaulmes)

SUEÑOS DE CIVILIZACIÓN

sueno-xxx-por-robert-longo-2007-artnet

“Vi zorros rojos que llegaban del este, cada uno de los cuales tenía un gran diente. Y en un paraje verde había un león dorado amarillento alrededor del cual saltaban los zorros. Inmediatamente después llegó un hombre fogoso como una llama, con una espada negra de hierro; y contra él un hombre que resplandecía como el sol con una espada como un relámpago. Entre los dos se produjo tal pelea que cayeron muchos miles en aquel lugar y no quedaron sino unos pocos. Entre ellos había un águila blanca (…) Vi que el hombre resplandeciente como el sol había cortado la cabeza del águila y esa cabeza fue dada con la corona al norte; pero el cuerpo del águila fue para un águila roja, y las alas para el este”.

Esta visión la tuvo Stephan Melisch en 1656  y no es difícil identificar el tema –comenta el historiador Peter Burke  enFormas de historia cultural”  (Alianza) -como la invasión y división de Polonia por Rusia, Suecia y Prusia desde 1654. Burke hace referencia en su obra a sueños individuales  ( por ejemplo, a que el 11 de noviembre de 1689,  la Gazzette de París ofrecía 20.000 luises de recompensa por la interpretación de un sueño de Luis XlV ), pero sobre todo al historiador  le interesan los llamados “sueños de pauta cultural”, visiones y sueños que se proyectan sobre acciones políticas futuras, tal y como si el pecho de las civilizaciones respirase dormido, como si escondido en ese pecho de las culturas alguien soñara poderosamente lo que fuera a ocurrir más adelante, como cuando Durero escribió: “en el año 1525, después del domingo de Pentecostés, en la noche entre el miércoles y el jueves, tuve durante el sueño la visión de que caían torrentes del firmamento. El primero golpeó la tierra a unos siete kilómetros de donde yo estaba con gran violencia y un estrépito enorme, e inundó toda la tierra. Me asusté tanto que me desperté antes de que cayeran los demás torrentes”.

Pienso en todo esto cuando ahora se habla de crisis de civilización. ¿Alguien está soñando lo que puede un día ocurrir? 

sueno-768t-por-yin-zhaohui-2007-aura-gallery-shanghai-china-beijing-china-artnet

(Imágenes:.-1.- Jane, por Robert Longo.-2007.-artnet/ 2.-Yin Zhaohui, 2007.-Aura Gallery.-Shangai.-Beijing.-artnet)