Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘romería de San Isidro’

 

 

“Pasó la procesión de San Isidro – escribía un madrileño del siglo XVlll  – y la gente de la casa dándose por agradecidos por haber tenido tantos huéspedes, sacó el vulgar refresco de hospital, agua con limón, azúcar esponjado y chocolate, yo me negué al favor con el pretexto de mis dolores de estómago. Concluido el refresco, se siguió un rato de diversión, y para que esta fuera más cumplida se empeñaron las señoras en que el hermano Carlos del Niño Jesús había de cantar unas seguidillas.”

Era el ambiente del balcón para ver pasar las imágenes de las procesiones de San Isidro, “ día señalado en Madrid por ser patrono de esta Imperial corte. En este día llegan merodeando por sus prados un aldeano de la mano de un madrileño, y llegan cuando sus praderas se hallan llenas de infinidad de gentes muy lucidas, y sentándose a descansar aprecian la diversidad  de trajes, damas y merendolas, ya que continuamente bajan gallegos cargados de bananeras y cestones llenos de comida.”

(Imagen- Francisco De Goya – la romería de San Isidro. Museo Del Prado)

Read Full Post »

Madrid-ryuu-La puerta del Sol- Lewis Sketches and Spanish character- 1833- 1834

” Fácilmente se reconoce al madrileño en la desenvoltura con que emplea en el habla coloquial expresiones peculiares –  así quería recordarlo Alonso Zamora Vicente en un trabajo recogido en “Lengua, literatura, intimidad” (Taurus) -: ” ser un panoli” ( ser tonto, bobalicón), “hablar de boquilla” ( palabrería no acompañada de actos), “parné” (dinero), “ser un pirante” ( ser un sinvergüenza), “coger a uno de pipi” (inocente, novato), “¡naturaca!” (naturalmente), “estar de incónito” (no enterarse de algo o no querer ver a algo

Madrid-rreeb-costumbres populares en Madrid- Valeriano Domínguez Bécquer- El Museo Universal- 1866

o a alguien),“importarle a uno un pimiento” (despreocuparse), “dar el pego” (engañar), “ponerse demasiados moños” (censurar a una muchacha)” y tantas expresiones más. El gran dialectólogo resaltaba que “por todas partes en Madrid mana el aire entre bromista y desgarrado, típico de las clases populares en la encrucijada de los siglos XlX y XX. Conviene destacar también cómo en todo lo que podemos llamar madrileñismo no figura nada que aluda a estadios superiores de vida o de cultura. Es siempre algo lateral, extramuros, donde las formas nobles de la existencia son a veces tan sólo entrevistas y a veces ridículamente imitadas.”

Madrid- rrtuu-Madrid en Lavapiés- Valeriano Domínguez Bécquer- El Museo Universal- 1867

Las ciudades poseen un habla, o mejor dicho, las gentes de determinadas ciudades mantienen un habla peculiar, que permanece escondida bajo los movimientos, flujos y mezclas de tantos habitantes. “Pero no se puede hablar de madrileño decía Zamora Vicente – como podemos hacerlo de andaluz o leonés. El habla típica de la capital no tiene la jerarquía lingüística ( histórica o étnica) que poseen los otros núcleos dialectales de la Península (…) Muy madrileño es el uso del verbo ir, en la forma va: “Y va entonces y le pega, y va y le dice, y va se marcha

Madrid- rrtt-Madrid de noche- los cafés cantantes- Valeriano Domínguez Bécquer- El Museo Universal -1867

; también el relativo lo cual: “perdí el reló, lo cual que lo siento, que me lo habían regalado“; el uso de algunos adverbios: “¡Propiamente un talento!” (hablando de alguien con elogio) ; “talmente y mayormente” son los más socorridos. O el empleo de diminutivos desprovistos de sus valores normales: “¡Vaya faenita!“, o para contestar denegando: “¡Igualito!”. El empleo de 

Madrid-tthhu-Valeriano Dominguez Bécquer- La romería de San Isidro- La Ilustración de Madrid 1870

cacho sin preposición: “¡Cacho animal!“, ¡cacho besugo!“. El madrileño típico hablará de sí diciendo “menda o mi menda”, no dirá pagar, sino que, con el adecuado gesto de ojos y dedos, sustituirlo por “retratarse” o “apoquinar“. Disimula su terror a la muerte con eufemismos como “palmar” o “diñarla“. Muy madrileñas son “chanchi“, “chipén”, “fetén”, todas ellas con claros valores elogiosos.”

Madrid- rrvnns-el lago de los patinadores en el Retiro- Valeriano Domínguez Bécquer- La Ilustración de Madrid- 1870

Así es el habla de Madrid, “remolino de España, rompeolas de las cuarenta y nueve provincias españolas”, como quiso escribir Antonio Machado.

(Imágenes.-1.-La puerta del Sol- Lewis Sketches and Spanish Character- 1833-1834/2.-grabado de Valeriano Domínguez Bécquer– costumbres populares en Madrid- “El Museo Universal”– 1886/ 3.-grabado de Valeriano Domínguez Bécquer- el Madrid de Lavapiés- “El Museo Universal”.- 1887/4.-grabado de Valeriano Domínguez Bécquer.- cafés cantantes- “El Museo Universal “- 1867/ 5- -grabado de Valeriano Domínguez Bécquer- la romería de San Isidro- “La Ilustración de Madrid” – 1870/6. -grabado de Valeriano Domínguez Bécquer- patinadores en el Retiro – “La Ilustración de Madrid”- 1870)

Read Full Post »