EL ORDENADOR Y LA MÁQUINA DE ESCRIBIR


‘Hace tiempo que alguno ha querido abordar una historia de la literatura contemporánea basándose en las relaciones que los escritores  han tenido con sus máquinas de escribir —así lo recordaba el francés Pierre Assouline—. Alguien también, más adelante, quizá quiera evocar sus relaciones con el ordenador. Pero  ciertas máquinas de  escribir  han quedado ya en la historia de la literatura. Por ejemplo, la Remington gran confort, la Underwood unida al whisky de Chandler, la Corona rodeada de cenizas de cigarrillos, la Olivetti Lettera 32,  o la Olympia portátil. Anthony Burgess quiso recrear también su máquina de escribir. Y Auster en 2003 compuso su ‘Historia de mi máquina de escribir’ y sus relaciones con su Olympia destacando ‘ su personalidad y presencia en el mundo”, como su más querido agente de transmisión.  “El sonido de las máquinas de escribir —se leía en una página de Auster hablando del pasado — a veces era como la música, sobre todo cuando se oía el timbre al final de cada línea, pero también le hacía pensar en un chaparrón cayendo sobre el tejado de la casa de Montclair y en el ruido de piedrecitas lanzadas contra el cristal de una ventana.”

Por otro lado, ¿quién podrá restituir la pasión de los escritores por su vieja y tierna máquina?  Algunos escritores, sin embargo, no dudaron en vender su máquina de escribir, una Olivetti Lettera 32, que habían comprado por 50 dólares y que acabó vendiéndola por 254. 000.

¿Qué vida, historias y confidencias nos podrán contar más adelante los ordenadores?


(Imágenes- 1- White escribiendo/ 2- Bernard Shaw)

CRÓNICAS MARCIANAS, 60 AÑOS

 

ciencia ficción.-55vv.-dibujo de Jaime Jones

 

«Resulta pasmoso pensar en la civilización que debe de existir en alguna parte del universo – decía Ray Bradbury -, tan increíblemente distinta e incluso más humana que nosotros. Es difícil imaginar una criatura que no se parece en nada a nosotros, a los seres humanos, pero naturalmente, así debe de ser. Cualquiera criatura nacida de un universo como el nuestro con soles tiene que ser una criatura solar, que teme a la oscuridad. Pero ahí termina todo y puedes ponerte a imaginar las formas y los tamaños, y la mejor forma de imaginar es meterse en la jungla o mirar en el mar a las criaturas que son totalmente distintas de nosotros y que con todo tienen muchas características semejantes a las nuestras. El delfín, la ballena. De modo que puedes imaginar a arañas que son humanas, que rechazan la muerte, que rechazan el asesinato, que temen a la oscuridad. Ésas son todas las cosas que tendríamos en común. La elección entre el bien y el mal, el libre albedrío… si eso existe en la criatura, entonces es que estás mirando a un ser humano en otro planeta. Podría ser de cualquier tamaño, forma y color. Podría ser de 500 metros de ancho y 1,25 centímetros de alto; podría ser un largo gusano de diez kilómetros. Podría ser cualquier cosa, siempre y cuando pudiera comunicarse y rechazar los actos malvados.

 

ciencia ficción.-5f8989.-smashingpicture com

 

(…) Me gusta imaginar viajes por el campo con mis personas preferidas, quedarme despierto toda la noche en un tren con gente como Shaw, Chesterton, Aldous Huxley, es como un porche viajero. Cuando eras pequeño te encantaba cuando tus padres y familiares hablaban en el porche hasta última hora de la noche, esperabas que nunca terminara porque la conversación era muy agradable, se hablaba de la vida y tú todavía no habías vivido(…) Escribí un cuento sobre cruzar el  espacio con un robot de Georges Bernard Shaw con el que hablar. Me paso sentado muchas horas y él me cuenta sus prefacios y sus teorías sobre la fuerza de la vida. Es una idea deliciosa, la de sentarse con un robot, porque Shaw ya no está aquí. Siempre quise conocerle. A partir de esa frustración, he escrito un cuento que es un monumento a mi amor. Es un largo aparte filosófico, en realidad, en el que puedo hacer que Shaw diga algunas cosas sobre sí mismo».

(Pequeño recordatorio de Ray Bradbury cuando se cumplen sesenta años de la aparición en España de «Crónicas marcianas»)

 

escritores.-5cdd.-Ray Bradbury.1986.-Doug Pizac

 

(Imágenes- 1.-Jaime Jones/ 2.- smashingpictures/ 3.- Ray Bradbury- 1986- Doug Pizac)