VIAJES POR EL MUNDO (28) : LLUVIAS EN LA INDIA

 

 

“Según el calendario hindú — escribía Tagore—, cada año está gobernado por un planeta especial. Asimismo he encontrado que, en cada período de la vida, una estación asume una importancia particular. Cuando miro atrás a mi infancia recuerdo, mejor que nada, los días lluviosos. La lluvia inundada por el viento ha inundado el suelo de la galería. La fila de puertas que dan a los cuartos está toda cerrada. Peari, la fregona vieja, viene del mercado, con su cesto repleto de verduras, metiéndose hasta los tobillos en el lodazal, y calada de lluvia. Yo estoy en la escuela; se ha levantado nube sobre nube durante la tarde, y ahora están amontonadas tapando el cielo, y, mientras miramos, la lluvia cae en torrentes juntos y espesos; el trueno, a intervalos, va rodando ruidoso y largo; alguna mujer loca con uñas de relámpago parece estar rasgando el cielo de extremo a extremo; las paredes de estera se estremecen bajo las ráfagas de viento como si fuéramos a hundirnos hacia adentro; apenas podemos ver para leer, de lo oscuro que está.

 

 

El pat pat de la lluvia que se abre paso por los bosques de mi sueño, crea dentro un descanso alegre más profundo que los sueños más profundos. Y en los intervalos en que estoy despierto rezo para que a la mañana vea continuar la lluvia, nuestra calleja bajo el agua, y la plataforma de la alberca sumergida hasta la última grada.

La gran diferencia que veo entre la estación de lluvias de mi infancia y el otoño de mi juventud es que en la primera es la Naturaleza exterior la que me rodeó muy de cerca, teniéndome entretenido con su numerosa comitiva, su variado disfraz, su mezcolanza de música; mientras que la fiesta que se verifica en la reluciente luz del otoño está en el mismo hombre. El juego de nubes y sol queda en el fondo, mientras que los murmullos de alegría y de pena ocupan el entendimiento.”

 

 

 

(Imágenes —1-Lewis Noble/ 2- Ivan Shishkin- 1891/ 3-Laura Mcphee)

CUÁNDO Y POR QUÉ

 

maternidad.-jjnn.-Gabriel von Max

 

“Hijo mío, cuando te traigo juguetes de colores, comprendo por qué hay tantos matices en las nubes y en el agua, y por qué están pintadas las flores tan variadamente…; cuando te doy juguetes de colores, hijo mío.

 

maternidad-innn-Khalil Raad- ml novecientos veinte

 

Cuando te canto para que tú bailes, adivino por qué hay música en las hojas, y por qué entran los coros de voces de las olas hasta el corazón absorto de la tierra…; cuando te canto para que tú bailes.

 

maternidad-vvgy-Svetlin Vassilev

 

Cuando colmo de dulces tus ávidas manos, entiendo por qué hay mieles en el cáliz de la flor, y por qué los frutos se cargan secretamente de ricos jugos…; cuando colmo de dulces tus ávidas manos.

 

maternidad.-tybbf.-Leonard Campbell Taylor

 

Cuando beso tu cara, amor mío, para hacerte sonreír, sé bien cuál es la alegría que mana del cielo en la luz del amanecer, y el deleite que traen a mi cuerpo las brisas del verano…; cuando beso tu cara, amor mío, para hacerte sonreír”.

Rabindranath Tagore.- “Cuándo y por qué”.-“La luna nueva”. (traducción de Zenobia Camprubí)

 

maternidad.-4ffv.-Joaquín Sorolla y Bastida.-1900

 

 

(Imágenes.-1.-Gabrielle von Max/ 2.-Khalil Raad– 1920/ 3.- Svetlin Vassilev/ 4.- Leonard Campbell Taylor/ 5.- Joaquín Sorolla y Bastida.- 1900)

 

MUSULMANES Y LITERATURA

escritores- essc- Salman Rushdie- galleryhip com

 

“Hablando de la comunidad musulmana… – le confesaba Salman Rusdhie a Juan Ramón Iborra en 1999 -Debo decir que una de las cosas a las que me he dedicado en los últimos dos meses ha sido a realizar muchas lecturas públicas (…) Y una de las cosas que más placer me ha proporcionado de estos actos, ha sido observar la cantidad de personas de origen indio que acuden entre el público. Y también, cuando la gente se me acercaba para que firmase uno de mis libros, la cantidad de nombres musulmanes que había. Eso me demuestra algo que siempre he sentido y que creía que había que demostrar públicamente: que no era cierto que, de pronto, todo el mundo musulmán me rechazó (…) Si se fija en los ataques que han surgido del mundo islámico contra los escritores en los últimos años, no sólo en Irán sino también en Egipto, Argelia, Turquía, en todas partes, Pakistán, Bangladesh, siempre se les acusa de lo mismo: de insultar al islam. Todos los escritores que han sido atacados por un Estado o por cualquier grupo de fundamentalistas son acusados de insultar al islam. Es la acusación estándar. De ahí que rechace esa acusación, por mi parte y por la de todos los demás, porque simplemente se reduce a una forma de decir: “Cárgate a ése”.

 

escritores-ewwss- Kenizé Mourad-revistaenie clrin com

 

Un año antes, en 1998 -también en declaraciones a Iborra -, decía Kenizé  Mourad : “Yo me dedico ahora principalmente a  Oriente Medio, a esos países musulmanes donde se han cometido tantos errores, donde hay tantos grupos extremistas, abominables, que lo hacen todo mal. Pero lo terrible es que se suele confundir a esos extremistas musulmanes con los musulmanes en general y con los pobladores de esos países. Y en lugar de ayudar a los moderados, los confundimos con los otros. Decimos : “¡ Están todos locos, todos unos destructores, unos fanáticos!”.

(Imágenes.-1.-Salman Rushdie.-galleryhipcon/ 2.-Kenizé Mourad- revistaenie. clarin)