EL CUENTO Y EL RITMO DEL JAZZ

La experiencia me dice— señalaba Cortázar — que, de alguna manera, un cuento breve no tiene una “estructura de prosa” . Cada vez que me ha tocado revisar la traducción de uno de mis relatos ( o intentar las de otros autores, como alguna vez con Poe) he sentido hasta qué punto la eficacia y el sentido del cuento dependía de esos valores que dan su carácter específico al poema y. también al “ jazz”: la tensión, el ritmo, la pulsación interna, lo imprevisto dentro de parámetros pre- vistos, esa “libertad fatal” que no admite alteración sin una pérdida irresstañable.

(Imágenes— 1 – el baterista de jazz Art Blakey- 1985- wikipedia / 2- Mille Davis- wikipedia)